sábado, 6 de diciembre de 2014

El regalo para Lucha: ¡Argentina a la final!


"Gooooooool" "Rebecchi goooooool" creo que ahi fue donde perdí la voz y ni idea de cómo haré el programa en vivo desde aquí en Mendoza. Pero con voz o sin ella, lo que diga será con inmensa alegría; la de ver a nuestras Leonas de vuelta en una final de Champions Trophy con el plus de haber llegado tras vencer a Holanda en el último minuto y con Lucha pincelando la tarde de magia para que su último partido con la celeste y blanca sea una final por el oro. 

Argentina venció a las naranjas por 2-1 y el estadio Malvinas Argentinas se quedó afónico como yo. 

Un partido emocionante, de ida y vuelta, lleno de errores pero también de emociones, bien de clásico futbolero. Y con una heroína enorme, inmensa: Belén Succi. Tremendos reflejos e intuición los de Goofy para decirle "No" a cada intento holandés.

Gran despliegue de las velocistas argentinas, porque a esta altura Rebecchi, Merino y Cavallero corren los 100 metros palo y palo con Usain Bolt. Hacen cosas increibles llevando la bocha en velocidad para volver con la misma entrega a colaborar defensivamente. 

Holanda nos pegó un susto tempranero. En la primera bocha del partido se metieron en nuestra área y nos sacaron un corto. El vuelo de Belén impidió la apertura del marcador para depresión de Paumen y las suyas. Y eso que de todos modos serían las europeas las que marcarían primero. Iban 15' cuando Welten nos dejó frías poniendo el 1-0 a pesar dse tres tremendas atajadas de Succi, sellando un mal comienzo de Argentina durante los dos primeros cuartos y más allá de alguna que otra oportunidad tibia para las nuestras. 

Algo contundente les dijo Capurro antes de iniciar la segunda etapa porque las Leonas salieron de caza y al minuto Piti D'Elía ejecutó el corto a la perfección para hacernos gritar a todos el empate. A partir de ahi, el espectaculo fue de los que te ponen los nervios de punta y la piel de gallina. 

De acá para allá entre los aplausos por cada intervención de Succi,las arremetidas de nuestras delanteras y un gol holandés anulado, fue acercandose el final con la sensación de que terminaríamos llegando a los odiosos penales. Sufrimos con la verde que nos dejó con diez faltando cuatro minutos. Nos agarramos la cabeza cuando Cedrés no llegó a desviar en el segundo palo. Deliramos cuando Succi le sacó el desvío a van As casi sobre el final. 

Y el partido tendría un final épico, de los más lindos para un clásico. Con 47" por jugar Rebecchi hizo estallar al estadio. Había desbordado Luchetti de manera impecable entrando por el fondo esquivando palos y combinando habilidades. El centro atrás dejó a Lucha de frente y tras su tiro apareció el olfato de Carlita que otra vez nos regala un gol en el momento justo, como frente a Inglaterra en el Mundial. 

Revisarían la jugada una y otra vez pero la sentencia estaba firmada. ¡Argentina a la final! 

Un regalo del equipo para Lucha. Un regalo para este equipo que se rehace después de un año duro. Un regalo para los seis mil fans que en Mendoza vibraremos una vez gracias a nuestras Leonas de oro.

¡Que se venga Australia ahora! ¡Las estamos esperando! ¡Vamos por más! ¡Vamos por todo! 

 ¡Vamos Argentina Carajoooo!

1 comentario :

laura estrada dijo...

es impresionante lo que me emocionan estas pibas, en el estadio piel de gallina constante y mucho nervio y ahora, repito los vídeos de los goles y me emociono, veo fotos y me emociono, leo y me vuelvo a emocionar, que lindo es el hockey!!! que lindas son las leonas, y ahora pienso en esta tarde y... piel de gallina, me vuelvo a emocionar, VAMOS MUCHACHAS!!