lunes, 15 de octubre de 2012

Treinta preguntas a Retegui por Klappenbach

Alejandro Klappenbach, entrevistó al DT de las Leonas, Carlos Retegui para La Gaceta de Tucumán. Mirá la nota...

Hace largo tiempo me tocó conocerlo. Desde entonces, pasaron más de 20 años, que parecen nada. Carlos Retegui, "El Chapa", está intacto. Cambió su pelo, su piel, su vestimenta. Pero su energía es la misma de aquellos tiempos jóvenes. Por eso tengan cuidado: el ímpetu, la convicción y sus verdades pueden arrollarlos mientras lean sus palabras.

1) Empezaste a jugar al hockey en San Fernando, en el que también hay rugby. ¿Escuchaste eso de que "el hockey era para los maricones"? 
- Sí, claro, todos lo decían pero nunca le presté atención. Antes de seguir quiero aclarar que eso no tenía ninguna connotación discriminatoria. Mi "viejo" jugó al rugby, estuvo en una especie de Pumas B y es el deporte que más me gusta, el que más sigo y veo en carácter recreativo. Cuando fui a vivir a Mar del Plata jugué allá y lo disfruté mucho. Pero en "San Fer" era el hijo del rugbier, que jugaba al hockey con el palito en la mano (risas). Nunca me importó ni un poquito.

2) ¿Cambió eso? Da la sensación de que hoy se escucha menos…
- Sí, ya no existe, está todo mucho más abierto Los rugbiers se dieron cuenta de que en el hockey te podés golpear ¡y mucho!

3) Tuviste una carrera larga. ¿Podés elegir una mejor etapa? 
- De 2004 a 2006, en los años finales: desde Atenas 2004 hasta que me retiré. Tenía experiencia, paciencia, dominaba anímicamente las situaciones, leía bien el juego y sus momentos. Llevaba un largo tiempo siendo entrenador y jugador al mismo tiempo en los equipos en los que jugaba (en Italia, Bélgica, España y San Fernando). Cuando iba al seleccionado me liberaba de todas las obligaciones de coach para dedicarme a jugar. Poder ser jugador con los conocimientos de un entrenador es una linda ventaja.

4) ¿Existe un entrenador al que quieras destacar del resto? 
- Jorge "Manolo" Ruiz. No quiero ser injusto con nadie pero él le sacó más jugo a mi juego y quien me dejó innumerables enseñanzas para aplicar hoy que me toca estar del otro lado de la raya. Lo tuve en los Juegos Olímpicos de Atlanta, de Sydney y de Atenas. También nombraría a "Pucho" Mc Cormick. A él lo tuve en club y selección. Fue muy importante para mí en varios aspectos de mi vida, igual que Luis Ciancia.

5) ¿Estás distanciado de mucha gente? La sensación es que sos demasiado calentón… 
- Yo no me distancié de nadie, puedo mirar a todo el mundo a los ojos. No sé si pasa lo mismo con los demás, no sé si todos me pueden mirar a los ojos. Se que ocupo un lugar que muchos quieren. Antes de viajar a Londres, Marcelo Garrafo me escribió un mail diciéndome que no me preocupara por algunos comentarios, que era muy probable que envidiaran al entrenador de Las Leonas, que no lo tomase como algo personal, y que el tiempo acomodará todas las cosas cuando deje el cargo. Veremos….

6) ¿Sentís que alguien se alegró porque Las Leonas no ganaron el oro? 
- Puede ser, pero no le doy importancia, prefiero ni pensarlo. Es algo que pasa en todos los ambientes. Se critica a Messi, se criticó a Bianchi con todo lo que hizo en Boca. No me comparo con ellos, sólo digo que hagas lo que hagas, a los que estamos en posiciones envidiadas se nos va a buscar cualquier cosita para criticarnos. Si alguien se puso contento, allá él o ella. Tiene el problema de no desear lo mejor para nuestro deporte.

7) ¿Cómo manejaste el momento, deportivo y personal, de "Lucha" Aymar para que llegara a jugar en Londres? 
- Entrenar a Las Leonas es lindo pero no es fácil. Al asumir decidimos darle el liderazgo y la nombramos capitana del equipo por primera vez. Aunque ella tenía pensado retirarse en Rosario, tras el Mundial de 2010, formalmente nunca hablamos de su retiro. A mí no me interesa saber la fecha, yo no quiero que se retire. Tratamos de manejar tiempos, establecer un plan y luego cumplirlo. Tuvo nueve meses de vacaciones después de ese Mundial, tras los Juegos Panamericanos otros cuatro meses. Si ahora decide seguir, va a pasarse un año fuera del grupo. Es alguien que sabe manejar eso individualmente, que si establece un plan después lo cumple. 

8) De "Lucha" jugadora se dijo todo. ¿Cuál es tu manera de definirla? 
- Es mágica. Es la mejor en 100 metros, es la más hábil con el palo y la bocha, esa habilidad la desarrolla a una velocidad imposible, lee el juego como si hubiese nacido en Alemania, y entrega esa cosa argentina que le permite dar más de lo que tiene. "Lucha" está sobrecalificada en cada rubro que hace a una jugadora. En los últimos dos años, además, le agregó calidad defensiva a su repertorio dentro de la cancha. No hay otra como ella. Y cuando se retire, no se queden esperando a la próxima: no habrá otra igual. 

9) Probaste con Cecilia Rognoni antes del último Mundial. ¿Por qué la convocaste y por qué decidiste desafectarla? 
- Cecilia es especial, es una grande del deporte argentino. La respeto y quiero profundamente. Junto a "Lucha" es de lo mejor de la historia del hockey argentino. Cuando encaramos el "objetivo Rosario 2010", ella había vuelto a jugar en Holanda. Y si estaba jugando, ¿por qué no podría hacerlo en el seleccionado? Estando bien físicamente, es crack, no hay dudas. Convocada en diciembre, empezó el plan de entrenamientos en enero, y en mayo, durante una gira por EE.UU., todos nos dimos cuenta, ella y nosotros, que no podía entrenarse ni jugar con la intensidad necesaria. La rodilla se le hinchaba, le dolía, no le permitía sostener la exigencia de la alta competencia. Fue una lástima, me hubiese gustado tenerla en mi equipo en un Mundial, me quedé con las ganas. Es una persona que destaco por sus valores, su valentía, su carácter. No hay que olvidarse de todo lo que hizo por el hockey. 

10) También hiciste un intento con Mercedes Margalot para Londres… 
- Es un caso similar, que nace desde una necesidad diferente. Necesitábamos de alguien que de alguna forma cubriera un hueco que se había generado con el retiro de algunas jugadoras después de Rosario. Burkart, Rossi, Vatteone ya no estaban y creímos que "Mechi" podía darnos soluciones tácticas en un grupo tan joven. También se lesionó, se rompió ligamentos cruzados y su evolución fue lenta. Por eso no estuvo en los Juegos Olímpicos. 

11) ¿Un compañero? 
- "El Narigón" Almada. Nos mirábamos y sabíamos todo. Teníamos una comunión sorprendente. Yo sabía dónde él quería la pelota, él sabía adónde la iba a pasar yo. Siempre disfrutamos de una química particular, es alguien a quien siempre quise en mi equipo. 

12) ¿Tenías ídolos? 
- No sé si llamarlos ídolos. Me gustaban más que otros el "Tano" Trevisán, Alejandro Verga, Marcelo Garrafo, Aldo Ayala. El destino me regaló la chance de jugar con todos siendo yo muy joven. Me encantaba Mark Hager, entrenador de Nueva Zelanda, que hoy es un gran amigo. Yo gritaba sus goles como si fueran de Argentina, nunca pensé que iba a tener la relación que tengo con él. También admiré a Terry Walsh, hoy head coach de EE.UU. 

13) ¿Existe un rival más rival que el resto? 
- Elijo equipos. Alemania era insoportable, no podíamos tocar la bocha, nos obligaba a correr siempre detrás de la pelota, nunca con ella. Te quemaba la cabeza, te dejaba sin piernas, y entonces te goleaba. Nueva Zelanda, sin ser una potencia eran durísimo, al final del partido te dolía todo el cuerpo. 

14) ¿Un partido para volver a jugar? 
-De jugador, la final del Metropolitano 2006 contra Quilmes. Con San Fernando, les ganamos 4-1. El equipo respondió como pocas veces. Ya de entrenador, el bronce con el seleccionado masculino en el Champions Trophy de Rotterdam. Definir el tercer puesto contra Holanda y pegarles el baile que les pegamos es inolvidable. Los pasamos por arriba. Había 15.000 personas en el estadio, fuimos para adelante y les ganamos por segunda vez en la misma semana. 

15) ¿Y alguno que quieras repetir porque no salió lo que querías? 
- Como jugador la final del Panamericano de Winipeg 1999. Nos dirigían Garrafo y Verga, sin dudas quiero jugar ese partido otra vez, ya mismo. Como entrenador, por suerte no tengo muchas derrotas importantes. También voy a una final de Juegos Panamericanos, los últimos en Guadalajara 2011. Fue un momento feo. Una derrota que generó un momento de incertidumbre, quizá el único de todo el ciclo al frente de Las Leonas. 

16) Resulta difícil imaginarte haciendo algo a medias. ¿Descansás alguna vez? 
- A todo voy como si fuera mi última vez. Solamente puedo relajarme cuando estoy solo. Es algo que no es gratis, tiene su costo, no pasa inadvertido para mí. Te juro que no recuerdo que me haya tomado un avión para irme de vacaciones, habiendo hecho más de 250 viajes laborales-deportivos en los últimos 20 años. Entiendo que se vea como un exceso. Te diría que yo también estoy empezando a verlo de esa manera. A mis 42 años, soy joven y grande a la vez, y sé que debo aprender a utilizar mejor mis tiempos y definir algunas prioridades. Es un trabajo interno que estoy empezando. 

17) Vuelvo a los nombres propios: Soledad García... 
- Si había alguien que quería que "Sole" jugara en Londres, ese era yo. Soy honesto. La quería con nosotros, verla contenta, alegre, que se entrenara a full. Hasta le cambio los tiempos a estas palabras y las pongo en presente. Puede volver, depende de ella, de disponerse a entrenar como le exigimos. 

18) Imagino un momento difícil cuando hizo conocer el comunicado en el que sugería alguna acción legal... 
- Me mordí la lengua para no contestarle ciertas cosas que dijo. Es obligación de un entrenador ignorar algunas cuestiones personales a favor del equipo. "Sole" tiene amigas en el grupo, si yo le contestaba, ellas se iban a sentir en el medio de una disputa y no tenía sentido. No niego que cuesta hacerlo cuando estás dolido por algo y por alguien que falta a la verdad. Me manejé con cuidado con ella, la llamé, le busqué en Argentina el mismo contrato que tenía en Holanda. Algunas cosas me afectaron, la posibilidad de esa demanda… Si quiere hablamos con Dios. Yo tengo la conciencia tranquila. Ese comunicado justo el día que viajábamos a Londres fue desubicado y doloroso. Debió haber pensado en sus compañeras. 

19) ¿Pediste perdón muchas veces? 
- Sí, fundamentalmente a mi familia, que es en el ámbito en el que más me equivoqué. No tengo problemas en admitirlo. Y hasta ahí llega la respuesta. 

20) ¿Te acordás cuál fue tu primer trabajo? 
- Fue en "Los Molinos", la rotisería de mi "viejo", en Mar del Plata. Hacía de todo: era cadete, pelaba papas, preparaba empanadas de jamón y queso, lavaba platos y vasos, doblaba las servilletas… 

21) ¿Y en qué gastaste tu primer sueldo? 
- No hablaría de un sueldo formal, en el sentido que le damos a esa palabra. La plata de mi primera changa se fue en un bolso deportivo y unas zapatillas que me volvían locos. Sabía de antemano que la iba a gastar en eso. 

22) ¿Cómo es hoy tu relación con "Cacho" Vigil...? 
- La historia es larga. Comencé como su ayudante cuando él estaba muy mal con el equipo de varones. Y cuando decide renunciar, yo renuncié con él. Todos lo sabemos. Y también sabemos que en ese momento el cargo se lo ofrecieron a Pablo Lombi. Como Pablo no aceptó, "Cacho" me dijo que lo tomara. Hasta ahí estaba todo claro. Lo que sé que le dolió, y no entiendo la razón, fue que yo agarrara Las Leonas, algo que hice de frente y porque la Asociación no me dio otra alternativa. Los dirigentes me sacaron de los varones, yo no deseaba irme, y me dijeron que debía entrenar a las chicas. Insisto, también a él lo puedo mirar a los ojos, sé que no hice nada incorrecto, nada por detrás. Con eso me alcanza, eso me da paz interior. 

23) Andas por todo el país, ¿has estado en Tucumán? 
- Sí, claro. Tengo buenos amigos allá, me encanta ir. Tienen programada la construcción de un estadio que le dará mucha fuerza al hockey en la provincia. Me animaría a decir que el hockey tucumano vivió un proceso similar al del rugby. Un tiempo de mucho crecimiento, luego una meseta y después un resurgimiento. Creo que falta una Leona tucumana para contagiar a toda la región. Florencia Calvete es la candidata, tiene todas las condiciones, sólo debe decidirse a ser una jugadora internacional. 

24) Si se te permitiera cambiar algo del reglamento... 
- Permitiría que se pueda entrar una dividida directa al área cuando ejecutás una falta. Tiene que haber ventaja para el que ataca, para el que recibió la infracción. Hoy debe moverse a cinco metros, yo quiero que valga el ingreso directo que se juzga como bocha dividida. Entiendo que lo que se busca evitar es que se ingrese con un bochazo directo a mucha velocidad con el consecuente peligro para los jugadores. Pero si ese ingreso es pase, lo permitiría. Además, la reposición de las faltas cerca del área no las llevaría cinco metros hacia atrás. Si la cometiste a un metro, que se juegue del lugar. Muchos equipos recurren a eso como sistema para cortar ataques. 

25) ¿Cómo definirías la participación en Londres? 
- Hicimos un gran torneo. No puedo olvidarme que en marzo casi nos quedamos sin Barrionuevo y Luchetti. Los médicos no eran muy optimistas, pensando no sólo en el alta médica sino también en la deportiva, en estar aptas para el alto rendimiento. Nunca nadie se recuperó en cuatro meses de una operación de ligamentos cruzados. "Charito" puso todo para lograrlo. Yo me la puse en la lista sin saber si iba a poder jugar. Con Noel los tiempos fueron apenas más amplios. Carla Rebecchi estaba para ser la mejor del torneo y llegó con lo justo por la fascitis plantar. Belén Succi no pudo ir por su embarazo... Frente a ese panorama, fuimos medalla plateada. Fue un gran torneo, con un equipo muy joven, con seis menores de 23 y titulares en la final. Holanda nos ganó bien. Fue mejor sin grandes diferencias, pero mejor al fin. Y, obvio, duele haber estado tan cerca, para qué negarlo. 

26) ¿Ves una dirección, una tendencia en el hockey moderno? 
- Hay una carga física y anímica cada vez más fuerte. La competitividad es mayor. No hay detalles sin atender. Se juega con tres en el fondo a nivel internacional, nadie lo discute. Sería interesante que en el plano nacional se viera eso y se saliera del tradicional 4-3-3 del hockey argentino de clubes. 

27) A dos años del Mundial que ganaron en Rosario, ¿cuál es el primer recuerdo que se te viene a la cabeza? 
- La conmoción que generamos. Fuimos un equipo que jugó un hockey total, los mejores de principio a fin. Y fuimos el equipo del pueblo. La comunicación con el público fue única, muy intensa, nos alimentamos mucho de ese cariño para conseguir el objetivo que buscábamos. 

28) ¿Te ves dirigiendo a otro seleccionado? 
- No. Me cuesta imaginar eso. Prefiero pensar en un trabajo distinto en el país. No digo "de esta agua no he de beber", pero me gustaría otra cosa. Por ejemplo, ser un entrenador itinerante, activo, metido en el campo, llegando a barrios alejados de cada provincia. Es un trabajo que hago hoy como complemento, me gustaría hacerlo full time. Elegiría algo de ese tipo mucho más que entrenar a Holanda o Australia. 

29) ¿Algo que quieras decirles a tus viejos? 
- Lo de tantas veces. Que los amo con todo el corazón y que les agradezco cómo me han formado y los valores que me transmitieron. 

30) ¿Y alguna cosita que siempre te digan ellos a vos? 
- Ellos siempre han sido gente de conducta intachable, de códigos y convicciones firmes. Me enseñaron a luchar, a ser optimista, a sonreír, a no bajar los brazos, a disfrutar de la vida teniendo claro que, aunque no nos guste, va a tener muchos obstáculos. Hay una frase: mi "vieja" siempre me dice "Carlos José, tranquilo, Dios nos pone a todos en su lugar"...

Fuente: La Gaceta

No hay comentarios :