miércoles, 1 de agosto de 2018

Cuando darlo todo no alcanza


Siamo fuori diría alguno. Y la tristeza es inmensa. Argentina jugó el mejor de sus partidos en este Mundial 2018 y sin embargo los penales lo dejaron afuera. Australia estará en las semifinales y podrá pelear hasta el final por una de las tres medallas de este torneo.

Con toda la expectativa el estadio estaba listo para apoyar al equipo argentino. Un equipo que había mostrado su mejor cara en el partido vs Nueva Zelanda. Con la esperanza de una performance igual o mejor, rugió el estadio junto al ingreso de las Leonas a la cancha.

Las caras sonrientes a la hora de los himnos mostraban confianza. Y el arranque del partido nos mostró que estas Leonas habían salido a ganar.

Esta crónica podría tratarse de estadísticas pero sólo diremos que en el primer cuarto Argentina fue más que Australia que se defendía con destreza evitando el verdadero peligro.
En el segundo cuarto las oceánicas ajustaron las cosas y el partido se convirtió de a ratos en un ida y vuelta. Igual que nuestros nervios...
El tercer cuarto pondría a Granatto de inmediato frente a Lynch para intentar convertir por encima de su cabeza. Sin suerte para Argentina, la contra amarilla llegó al otro lado para que se luciera Belén Succi. 
De un ataque en otro y una tarea de recuperación impecable gestionada por las dirigidas por Corradini, llegaron las penetraciones al área y los cortos, la gran deuda del equipo en este mundial. Fueron tres sin que ninguno generara verdadero peligro. Uno tuvo el rival.

Sin chances de campo para convertir, el partido se cerró en cero para ambos lados y llegaron los penales. 

Una Succi INMENSA no fue suficiente para darle a las Leonas el pase que hoy merecían sin lugar a dudas. Merino, Albertario, Von der Heyde, Gomes y Fernández Ladra, fueron las elegidas por Corradini para ejecutarlos. Goofy atajó tres con el puño en alto. Pero las aussies tendrían la suerte de su lado y terminarían por obtener el ansiado pase a semis.

Irreprochable la actuación nacional. Garra, juego, coraje, un camino conjunto, una defensa sólida, unas delanteras solidarias en toda la cancha y una arquera en su mejor momento. Todo eso nos regalaron las Leonas en este partido. 

Merecer no es ganar dicen y hoy quedó demostrado. Hay lágrimas en los ojos de todas pero también hay certeza de haberlo dejado todo y del trabajo realizado. 
Es un proceso. Hay que seguir rodando. El equipo crece. Hay que bancarlo. Creemos en ellas. Lo mejor está por venir. ¡Que no decaiga!

¡Vamos Leonas! ¡Vamos Argentina!
#TodosSomosUno

Foto: FIH/Getty

No hay comentarios :